Recuerdo hace dos años ver a una persona, probablemente andaba entre los 65 y 70 años de edad, pero lucía muchísimo más joven, nadando sin parar por más de 30 minutos, quizá estuvo así por una hora completa. Yo me quedé sorprendida y esto no sólo porque la condición física que tenía en esa época a decir verdad no era de las mejores, sino que también soy 40 años más joven y sinceramente ver a una persona de esa edad realizando ejercicio físico como él lo hacía es poco probable que encontremos. No sé si les haya pasado, ver a personas que lucen 15 o 20 años más joven o, todo lo contrario, aquellas que lucen 15 años más grande. Ese día me quedé pensando en que para ser saludable no basta con comer “bien” y realizar ejercicio; va más allá, implica un concepto que en medicina conocemos como determinantes sociales de la salud y un cuidado integral de todo nuestro ser.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la salud como “Un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Ahora te pregunto ¿Realmente eres sano? ¿Cuántas personas a tu alrededor conoces que sean sanas?

Y como dije anteriormente, si tenemos consecuencias globales en nuestra salud, es decir, que involucran nuestro cuerpo, mente, emociones y nuestras relaciones interpersonales por ende la causa del problema engloba varios factores interrelacionados y no sólo uno.

Y esto no ha de sorprendernos, ya que vivimos en una época dónde “todos” están estresados y ocupados, donde todo es rápido y al instante, en un click tienes tu comida favorita en casa, en un click te comunicas con alguien del otro lado del mundo, en un click se rompen las relaciones afectivas, en un click queremos bajar de peso, con una inyección pretendemos tener más masa muscular y así mil ejemplos más. Todo esto tiene sus ventajas y sus desventajas. No estoy diciendo que sea malo, simplemente debemos ver para nuestro crecimiento, cuidado y el de los demás.

Por el estilo de vida “apresurado” que estamos viviendo, preferimos comprar “comida rápida” (chatarra) porque se nos hace tarde llegar a la junta o ir por los niños a la escuela. Cada quién es diferente y tendrá diferentes responsabilidades, no critico a nadie, únicamente pienso que el chip mental debería ser el cuidar, procurar y prevenir porque probablemente hoy no lo notemos, pero sus consecuencias tendrán mayor peso y precio en 20 años y ya no habrá vuelta atrás. Como una frase que muchos de ustedes conocen “el dinero y el tiempo son cuestión de prioridad”.

¡Las estadísticas son impactantes! Se prevé que la población de pacientes con diabetes mellitus y los costos relacionados a esta incrementen hasta más del doble en menos de 20 años.  Y esto sólo por dar un ejemplo, hay muchísimas enfermedades, las llamadas crónico-degenerativas que de dar una perspectiva preventiva se podrían salvar muchas vidas, bajar costos y por ende ahorrar muchísimo dinero y más aún mejorar el sistema de salud actual.

Es por eso que debemos cuidarnos siempre, en todo momento, y no sólo cuando estemos enfermos.

5 puntos básicos:

  • Cuida tu alimentación. Piensa que todo lo que entra a tu cuerpo es para nutrir a cada una de tus células. Una vez leí que nuestro cuerpo es nuestro templo y debemos cuidarlo porque al final del día es el vehículo que nos permite desplazarnos para realizar todas las actividades de nuestro día.
  • Mantente activo. Un día en consulta le pregunté a un paciente cuál era su secreto para lucir tan joven y dijo: siempre me he mantenido activo; definitivamente es un consejo que quiero seguir. Haz ejercicio, saca a pasear a tus perros, camina, viaja ¡Muévete! La vida es movimiento.
  • El calentamiento global es un hecho. Y la contaminación más. No se ha dado mucho a conocer todos los efectos que la contaminación produce en nuestro cuerpo, pero son muchos y realmente muy dañinos. Así que te invito a poner tu granito de arena para mínimo dejar el planeta como cuando llegamos.
  • Deja de fumar. El daño exterior (en tu piel y en apariencia) no es nada comparado con el daño que le haces a cada uno de tus órganos internos y a tu ADN.
  • Salud Mental y Emocional ¿Tuviste la materia de cómo ser felices, llevar relaciones sanas y manejo del estrés? Yo tampoco, lo que pasa es que no tenemos esa cultura y cada uno debemos trabajarla algunas veces a base de falla y error, otras más por malas experiencias o consejos de conocidos.

Nuestro cerebro es un músculo, y como cualquier músculo también necesita de actividad y entrenamiento para seguir desarrollándose o mantenerse saludable.  La mente es increíble, tiene un poder enorme sobre nosotros, y no es la excepción en el caso de las enfermedades. Más del 60% de nuestras enfermedades son producidas por nuestra mente, es decir tienen un origen psicosomático, y ésta involucra nuestros sentimientos y nuestras relaciones personales.

Trabaja de adentro hacia afuera. Es por ello que necesitamos un cuidado integral. Involucrar nuestro cuerpo físico, nuestra mente y nuestras emociones. Algunas recomendaciones:

  • Nutrición
  • Ejercicio
  • Detección temprana/ Check up básico y Consultas médicas preventivas
  • Técnicas de manejo del estrés
  • Leer y aprender todos los días
  • Mantener relaciones positivas
  • Interacción social positiva
  • Espiritualmente sanos

Te invito a entrar a la pestaña de PROMOCIONES en nuestra página web para encontrar los estudios de laboratorio e imagen con descuento especial para ti, no dejes pasar otro año sin checarte. Sigue estos consejos e inspira a más personas a una salud preventiva e integral.

Y si eres mé[email protected] “Elige salvar una vida antes de que se necesite salvarla”

Permanece [email protected] para más artículos y consejos en el blog.

Saludos

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Escribe lo que estás buscando y presiona enter

meditar en movimiento